El traslado en ambulancia por lo general está afectado por diversos factores velocidades máximas en las vialidades, visión, reflejos, así como también, factores climatológicos, imprevistos en el tráfico y embotellamiento en vías primarias y secundarias. Las emergencias deben atenderse de inmediato por lo que cada minuto que pasa puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Es importante hacerles saber a los conductores las medidas de cortesía y seguridad cuando se trata de una emergencia.

El entender realmente lo difícil que es atender un servicio de emergencia es vital, debido a que al auxiliar e intervenir a un paciente lesionado grave, puede entrar a un estado delicado. La conciencia vial de los automovilistas es uno de los principales factores para lograr una atención oportuna de los pacientes, y puede incluso salvarles la vida.

A continuación, enumeramos algunas recomendaciones para los conductores ante una ambulancia con la torreta y sirena encendidas:

  • - Los automovilistas están obligados a facilitar el paso a cualquier vehículo de emergencia, con las luces y sirenas prendidas
  • - Deben apartarse con precaución y buscar un espacio a un lado de la vía
  • - En las vías de doble sentido se debe ceder el paso del carril de la izquierda
  • - En las vías de dos carriles por sentido, se debe dar el paso por el lado contrario
  • - En las vías con tres carriles por sentido, los vehículos del carril izquierdo deben ceder el paso de la derecha, y los que circulan en carriles centrales y carril de la derecha, deben ceder el paso de la derecha.